La estrategia más potente de marketing: Storytelling

Storytelling” se trata de un término muy conocido entre los empleados de cualquier agencia de marketing digital. Se refiere al ancestral arte que usaban los juglares de antaño para conseguir que el público empatizase y conectase con ellos.

Ahora lo usan las marcas más famosas del mercado y los pequeños autónomos, seguramente lo hayamos visto sin darnos cuenta o hayamos caído en sus redes. Y, es que, desde la antigüedad contar historias siempre ha funcionado.

Desde las reuniones en las hogueras de la Prehistoria donde los más ancianos usaban las historias para transmitir conocimientos, reglas sociales, a los teatros que triunfaron en la Grecia antigua, los cantares de los juglares de la Edad Media a los anuncios de hoy.

Funciona tanto o más que cualquier otra estrategia, es por ello que muchas marcas usan este tipo de marketing para desarrollar historias intentando que el público empatice con ellas y por lo tanto, conecte sus emociones a la marca.

Por lo tanto, usar Storytelling dentro de una campaña de una agencia de marketing digital nos permitirá conectar con las emociones de nuestro público objetivo y conectar valores e ideas con la imagen de nuestra marca.

La estrategia más potente de marketing: Storytelling

¿Cómo hacer storytelling?

Encontraremos principalmente tres formas de hacer este tipo de marketing.

Contando la historia de nuestra empresa o nuestra marca, muy parecido a hacer una biografía. Simplemente tendremos que indagar en los orígenes de nuestra empresa y rescatar anécdotas (¿os suena lo de que empezamos en un garaje?) o transformar esta en algo interesante para el público.

¿Lo importante? Que la historia resulte creíble, sea emocionante (cuente una lucha de valores internos, la desesperación del creador, que estuvo a punto de darse por vencido), sea curiosa (encontramos la solución en un sueño que tuvo tal ingeniero) y que sea fácil de volver a contar.

Seguramente te suenen los comienzos de Steve Jobs, o que la fórmula original de la Coca-cola llevaba cocaína, pues algo así debemos conseguir con nuestra historia. Siempre hilando esta con los valores que queremos transmitir de nuestra empresa.

Creando experiencias entre tu público y tu marca.

Si no tenemos una historia real e interesante de nuestros orígenes podemos crear una en la que además nuestro público sea el protagonista. ¿Cómo? A través del marketing experiencial.

Para ello tenemos que tener muy presente el engagement, (a través de la experiencia que vamos a vivir juntos vamos a crear vínculos emocionales, al igual que los tienen dos amigos que han ido juntos a la universidad).

El branding gracias al cual conseguimos potenciar la visibilidad de nuestra marca y con ello obtenemos mayor sensación de notoriedad en nuestro público.

Y la viralidad, igual que pasó con el punto anterior, pero incluso más potente, ya que son tus clientes los propios protagonistas de la historia. Los cuales harán de anuncios andantes, defensores incansables de que la historia llegue a oídos de todos sus conocidos.

Contando historias de otras personas (los héroes a pie de calle) a través de nuestra marca.

 Normalmente este tipo de storytelling lo suelen hacer marcas ya consolidadas, que han quemado los dos recursos anteriores. El público ya se conoce su historia (Coca Cola por ejemplo) y ya ha tenido experiencias con ella.

Por lo tanto buscan embajadores de su marca, personas que tienen valores muy destacados y que la marca quiere asociar a ellos. Nike y todos sus deportistas de élite que han sufrido hasta llegar a lo más alto pero nunca se han dado por vencidos.

Historias por ejemplo cómo la del anciano que donó un riñón a su nieto de cinco años o la del peluquero de Marruecos que devolvió 400 décimos de Navidad que se había encontrado de casualidad paseando por la calle.

Todos estos personajes reciben algo de la marca, publicidad, donaciones, productos gratuitos a cambio de que vayan contando su historia e incluyendo su historia junto con la de la marca que les patrocina.

De esta forma tan sencilla, cualquier empresa, sin contar ni siquiera con una agencia de marketing digital que le asesore por detrás puede crear algo que sea capaz de conectar de forma muy profunda y estable con el público.

Ya que las historias, son nuestro más ancestral legado, a través de las cuales hemos transmitido emociones, aprendizajes, errores… y lo más importante, gracias a las cuales hemos creado una sociedad que siente empatía y se comunica, una sociedad “humana”.

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
Powered by