¿Por qué tu estrategia SEM no funciona?

SEM en pocas palabras significa publicidad por clicks, es decir que a través de anuncios los usuarios  entren a nuestra página web,consigamos conversiones y compras. En la teoría algo muy sencillo.

¿Pero qué ocurre en la práctica? Muchas empresas y autónomos llegan a nuestra agencia especializada en SEM diciendo que sus campañas no funcionan, que no le ven utilidad a ese tipo de publicidad porque la hicieron hace tiempo y no les sirvió…

Básicamente como intentar hacer SEO con artículos no válidos, no interesantes, ni optimizados, pues que no va a funcionar porque Google no nos va a posicionar nuestra página entre las primeras de los buscadores.

Cualquier tipo de marketing digital tiene sus reglas, si estas no se siguen o no se aprovechan las herramientas de las que disponemos muy probablemente nuestra campaña fracase, lleguemos al público erróneo o tenemos visitas pero no conversiones.

Si quieres que tu agencia SEM o tu campaña SEM funcione, evita a toda costa hacer esto:

¿Por qué tu estrategia SEM no funciona?

1. Querer abarcar a todo el público de la red.

Se trata de uno de los grandes errores que cometen las empresas B2B, si queremos que una campaña de publicidad funcione no podemos pretender que sea universal. Es como pretender que la pizza con piña le guste a todo el mundo.

Por lo tanto antes de pensar cualquier  anuncio lo primero que tendremos que averiguar es a qué tipo de público queremos llegar y a partir de ahí construir el resto. Por lo tanto no peques de avaricia y segmenta la campaña.

Para que te sirva como enfoque debes empezar a contestar a estas preguntas para definir tu anuncio, ¿qué reacción quieres conseguir?, ¿cuál es el mensaje que quieres lanzar?, ¿qué palabras clave vas a usar para posicionarte? o ¿qué campañas está lanzando tu competencia?

Si eres capaz de contestar todas estas preguntas ya tienes una estrategia definida.

2. Pretender que tu producto/servicio se venda desde el minuto uno:

Como bien vemos ningún tipo de prisas son buenas  consejeras, y si no solamente tenemos que pensar en esa empresa o persona que aceptamos en Linkedin y que al minuto dos ya nos estaba intentando vender algo.

¿Consiguió lo que quería?, ¿o más bien consiguió que pensases que que horror y ni contestases? Pues algo parecido pasa con todas esas empresas que deciden crear un anuncio y mostrárselo a otras sin que tengan la necesidad de algo.

¿Qué es lo mejor en estos casos? Segmentar campañas en función de necesidades, una para aquellos que no nos conozcan, otra para los que nos conocen pero no del todo a través de redes por ejemplo, y más importante una para el público que está listo para comprar.

3. No incluir redes sociales en tu campaña SEM

No solamente existe el mundo de Google Ads, la publicidad en redes sociales funciona mucho y bien. pero pasa lo mismo que con el punto uno, antes de lanzar un anuncio en redes deberemos preparar muy bien nuestro  target.

Sobre todo ahora, que casi el ochenta por ciento de la población tiene alguna red social.

4. No prestarle atención al seguimiento.

Ya hemos lanzado la campaña SEM y ahora sólo queda recibir clicks, error. Una delas cualidades por las que funciona este tipo de publicidad es que podemos llevar a cabo un seguimiento real desi nuestro anuncio  funciona o no. Si es el caso de que no poder optar a hacer cambios mientras la  campaña está activa.

El seguimiento funciona durante y después de la campaña, ya que según los resultados obtenidos seguiremos por ese camino o deberemos pensar en otro tipo de estrategia.

5. Pasarse de formal

El último error que vemos desde nuestra agencia SEM es que muchas empresas confunden profesionalidad y formalidad con aburrimiento e impersonalidad. Queremos contactar y llegar a personas humanas y no a robots, por lo tanto les tendremos  que provocar emociones.

 

Deja un comentario

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! ¿Necesitas ayuda?
Powered by